PUERTOie el Mercado de la Innovación y Emprendimiento

Concurso y Financiamiento

Impuestos: claves para salir de Chile y no morir en el intento

Al igual que los himnos y la comida, cada mercado tiene particularidades muy precisas a la hora de aceptar emprendedores extranjeros. Conversamos con tres expertos que nos dieron sus recetas y formas de facilitar esta pega.

Una de las sorpresas desagradables que se encuentran los emprendedores al salir del país son los temas impositivos de cada mercado: mientras algunos países son estrictos, otros se enfocan en simplificar de la mejor manera posible esa tarea.

Como cuenta Leo Wurman, Chief Revenue Officer y cofundador de Ocular Solution, startup de SaaS que dio inicio a una agresiva campaña de internacionalización, la experiencia si bien no ha sido tan compleja requiere mucho estudio.

“Para saber cual es la mejor forma de lograr una facturación liviana, sin el pago de tanta documentación, es que hay que estudiar mucho. A veces uno exporta servicios desde un hub donde estamos instalados y en el proceso te das cuenta que estás pagando impuesto sobre impuesto”, cuenta el ejecutivo de la empresa que ha cruzado las fronteras instalándose en mercados como el mexicano y el brasilero, ambos especialmente complejos.

“Nosotros tuvimos que montar la empresa en Brasil porque son un mercado con fuertes campañas para que los impuestos se queden allá. Cobran mucho por sacar la plata de Brasil, y el cliente te tiene que pagar allá, entonces contratan empresas brasileñas o locales”, agrega Wurman. 

Y ni hablar de las diferencias en el tipo de impuesto. Como cuenta Marcelo Díaz Bowen, managing partner de WeBoost Capital, el valor depende del tipo de producto, además de cobros presuntos y otros. 

“En Brasil y Argentina depende del producto. Y hay grandes variaciones. En Brasil, por ejemplo, está el VAT, que es como el IVA en Chile, y ahi agregan una suerte de renta presunta, donde dicen que si vendes X producto presumimos que ganas una utilidad del 15%, por lo tanto te cobro X y se cobra al tiro en la misma venta. Y en México es como EE.UU., donde la gente hace sus impuestos mensualmente y después te lo descuentan”, explica Díaz, que a cargo de la aceleradora tiene la obligación de saber ese tipo de tejemanejes. 

“Nosotros hemos desarrollado modelos para evitar esos dolores de cabeza a las empresas donde invertimos. Todos los socios tenemos experiencia en casi todos los países de Latam y sabemos súper bien cómo instalarse, el modelo que conviene, si tener oficinas, tener cuenta corriente, los impuestos que hay que pagar y si hay doble tributación. Es parte del valor agregado de este fondo de inversiones”, dice. 

En el caso de Ocular Solution, que vende software SaaS, el asunto fue más simple pues requiere menos pago de impuestos a priori, aunque cuando hay que facturar cambia el mono.

“Nosotros vendemos un SaaS, que es una solución, una plataforma y ahí el tema impositivo es más bajo ya que tiene menos requisitos. Eso permite lograr exportación sin doble tributación. Si hay pago de documentos específicos que hay que hacer, como exportar facturas y eso te hace más creativo. Lo que nosotros hacemos cuando facturamos a Centroamérica, para optimizar el servicio, juntamos todas las facturas mes a mes y exportamos todas las facturas de una. Eso diluye un poco el costo en todos los clientes y se hace más liviano”, aconseja.

El caso de Chile

Aunque el tema impositivo en Chile tampoco es el más claro en cuanto a emprendimientos – si es que hay que pagar impuesto pues son pocas las que facturan mucho ingreso en el principio de sus operaciones- en general el sistema se enfoca en el apoyo previo y subvención, y no tanto en acuerdos impositivos y otros. 

Explica Marcelo Díaz Bowen de WeBoost Capital: “La apuesta que ha tenido Chile en términos de apoyo va en términos de subsidios no reembolsables para startups. Entonces en vez de ahorrar impuestos, lo que haces es presentar concursos para acceder gratis en la medida que cumplas con el plan de negocios en una propuesta específica dependiendo del instrumento al que postulas, si es Corfo o Sercotec”, cuenta. 

Un camino es el de Startup Chile, de Corfo, que ha generado una suerte de paquetización de subvenciones al emprendimiento. Según Koldo Atxutegi, director general de atracción de la Diputación Foral de Bizkaia, instancia regional española que busca reclutar capital y buenas ideas para ser trabajadas en la zona de Bizkaia, tomaron esa idea para aplicarla allá.

“Yo viví dos años en Chile y cuando empezamos a trabajar en este tema de emprendimiento, nos gustó mucho el modelo de Startup Chile, en el sentido  de poder paquetizar las subvenciones al emprendimiento. Muchas veces no están ordenadas ni claras, y Startup Chile armó un modelo que explica muy bien las medidas de apoyo a los interesados. Eso simplifica el trabajo. Eso me gustó mucho “, cuenta el vasco. 

¿Qué hizo después? Se llevó la idea a Bilbao, al norte de España.

La apuesta de Bizkaia Startup Bay
“Tenemos libertad absoluta para normar la imposición directa”. Así de claro es Koldo a la hora de explicar porque la apuesta de Bizkaia es tan fuerte por el lado de los impuestos a la hora de atraer tanto capital como ideas innovadoras a su región. 

¿Por qué? Explica Atxutegi: “En España existen cinco Haciendas: el de Régimen General, que es el español, y el de Álava, Guipúzcoa y Vizcaya y Navarra, que son los territorios históricos y cuya capacidad tributaria les permite recaudar todos los impuestos. Sobre la imposición directa, que es el impuesto social y el personas, tenemos capacidad normativa y podemos configurar deducciones fiscales en función de los intereses que tengamos”. 

Eso, más un nuevo estatuto tributario al emprendedor desarrollado hace unos años, dió vida a la estrategia llamada Bizkaia Startup Bay. ¿Su objetivo? Generar el hub de emprendimiento más relevante y más conectado del sur de Europa.

Para eso, el gancho principal es tener claro el tema impositivo antes de llegar, entregando beneficios especiales a emprendedores y VC para incentivar su trabajo en dicha zona. 

“Bizkaia Startup Bay es la estrategia de la administración pública para atraer inversionistas y startups al País Vasco donde lo que hicimos, en base a lo aprendido en Startup Chile, es paquetizar las subvenciones para simplificar la oferta. Entonces, si soy founder o corporate, saber las ayudas que tengo en términos de subvención impositiva” cuenta el vasco. 

Sin embargo, el gran gancho del País Vasco en términos de atracción en I+D es lo que llaman la certeza jurídica, pues al ser un lugar pequeño, el acceso al sistema de hacienda es rápido. 

“Esa cercanía y certeza es clave. Además de eso, lo otro que queremos hacer bien es copiar buenas prácticas de otros sistemas y aportar lo propio. En ese sentido, nosotros permitimos que el crédito fiscal que se va a una startup lo pueda comprar una corporación lo que asegura que la startup se financie, alimentando un círculo virtuoso”, agrega

A eso suma su existencia en un país lleno de industrias que necesitan tecnología e ideas nuevas para subsistir, consolidando un paquete completo, con todos los elementos para surgir como un centro especializado en startups tech. 

“Cada sistema de emprendimiento debe basarse en sus fortalezas. Y nosotros nos basamos en las fortalezas que ya tenemos, que es la existencia de corporaciones y focos industriales obligados a esforzarse en la I+D. A eso agregamos el tema impositivo y la buena ubicación geográfica. Eso nos genera un potencial enorme”, dice, orgulloso, Koldo.

La pega

En resumen, la mejor forma de enfrentar esta incertidumbre es preparase, escuchar consejos de los que saben y la inevitable prueba y error, quizás la mejor experiencia de aprendizaje existente.

“Aunque recibimos información externa gracias a varias aceleradoras, muchas veces uno lo va aprendiendo en el camino. Hay que pensar que las startups estan preocupadas de encontrar clientes primero. Una vez hecho eso y ejecutadas las Pruebas de Producto, se empieza a pagar y ahí es cuando saltan las alarmas” cuenta Wurman, agregando que rápidamente salen las formas de pago y alternativas, todos gracias a información que existe en la web, aunque también recomienda asesorarse con expertos en cada instancia

“Nosotros nos asesoramos con agencias de aduana, viendo en qué categoría caes para ver como operas, pero se va sorteando en el camino, vas aprendiendo y mejoras. Seguro la primera vez pagaste más pero una vez que entiendes el sistema, puedes resolverlo con imaginación, como es juntar facturas y exportarlas todas juntas para optimizar. Porque ese es el fin: optimizar para que el margen de tu producto no se vea afectado”, dice el ejecutivo.

Leave a Reply