PUERTOie el Mercado de la Innovación y Emprendimiento

Emprendimiento

Las iniciativas tecnológicas ‘mandan’ en el centro de emprendimiento público de Palma de Mallorca

Baleares, como cualquier región, navega por el terreno de la innovación y el emprendimiento a varias velocidades. Por un lado, los grandes sectores, las grandes agrupaciones de grandes empresas; por otro, el emprendedor, las personas con ideas disruptivas que, finalmente, acabarán impactando en el primer grupo de protagonistas.

Basta un somero repaso a la actualidad económica de las islas para probar la afirmación anterior. Y es que, mientras la administración autonómica promueve la innovación en el primer grupo, iniciativas más modestas se abren paso a nivel local para consolidar el segundo.

 
Una de estas iniciativas modestas es PalmaActiva, promovida desde el Ayuntamiento de la capital de la región insular, Palma de Mallorca.

Se trata de un servicio dedicado al fomento del emprendimiento que cada vez presenta mejores cifras de impacto y en el que, cómo no, la innovación y la tecnología empiezan a ganar peso.

Hace unos días, la concejalía de Promoción Económica y Empleo hizo balance del primer semestre de este servicio y los resultados son esperanzadores a todos los niveles.

Y, con respecto a la innovación tecnológica, el dato es inapelable: las iniciativas relacionadas de alguna manera con este sector suponen el 37% de las iniciativas implantadas o creadas en PalmaActiva desde el pasado mes de enero.

Le siguen de cerca las iniciativas empresariales relacionadas con la comunicación y el diseño (30%) y ya de lejos la arquitectura (12%), los servicios audiovisuales (también el 12%) y los proyectos relacionados con la ingeniería (9%).

Según explican desde PalmaActiva, ese 37% está formado por el 12% relacionado directamente con las nuevas tecnologías y el 25% restante por proyectos denominados de economía creativa.

Dentro de la economía creativa hay proyectos relacionados con informática, software, videojuegos, consultoría tecnológica, telecomunicaciones, robótica, investigación y desarrollo, etc.

Así pues, la innovación tecnológica es cada vez más protagonista en PalmaActiva, que es como decir que lo es también del tejido emprendedor mallorquín.

La estrategia del gobierno balear de diversificar su economía más allá del turismo usando las ventajas que ofrece la innovación y la tecnología aplicada a varios sectores, tienen sus primeros resultados positivos en este tipo de iniciativas, que confirman que la sociedad también comulga de esa estrategia.

Así es el centro
En total, en PalmaActiva han desarrollado su actividad 33 empresas y 44 personas emprendedoras -27 hombres y 17 mujeres- durante el primer semestre del año. Son datos que mejoran ligeramente los del año anterior.

El centro de empresas de PalmaActiva está formado por 17 locales a pie de calle, siete despachos y un coworking. Jordi Vilà, concejal de Promoción Económica y Empleo, destaca que por décimos año consecutivo, “los 17 locales y siete despachos están ocupados al cien por cien”.

Vilà señala que en el coworking de PalmaActiva sí hay plazas disponibles, y anima a las personas emprendedoras a solicitar un puesto de trabajo en este espacio, “que ofrece un precio muy atractivo y numerosas ventajas como la ubicación, una amplia red de contactos , etc.”.

Desde el Ayuntamiento de Palma, se citan como ventajas de PalmaActiva la política de precios, su ubicación en el centro de Palma, los servicios auxiliares del centro y las posibilidades de colaboración.

“El objetivo es favorecer el desarrollo de una economía local basada en las industrias creativas y del conocimiento, ofreciendo a las personas emprendedoras un entorno ventajoso durante un tiempo limitado”, explica el concejal de Promoción Económica y Empleo.

Y mientras este tipo de iniciativas locales van eclosionando y formando un tejido empresarial interesante a nivel tecnológico, un escalón por encima, la administración regional fomenta otro tipo de redes de intercambio de conocimiento que impactan en los grandes sectores.

La apuesta por la tecnología en sectores productivos
De hecho, también hace unos días, La Vicepresidencia del Gobierno y Consejería de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática, a través de la Dirección General de Industria, ha lanzado una nueva convocatoria de ayudas por valor de 200.000 euros destinada al fomento de la cooperación empresarial y la competitividad de los sectores productivos empresariales del territorio insular.

El objetivo de esta concesión es apoyar a las entidades para que puedan avanzar en competitividad y productividad, favorecer la innovación, el crecimiento y expansión empresarial.

En este sentido, se podrán beneficiar de esta subvención los clústeres industriales y los centros tecnológicos empresariales de Baleares que realicen acciones para favorecer el desarrollo, la modernización, la innovación tecnológica de las empresas, potenciar sus servicios y financiar adecuadamente la industria, con especial atención a las empresas de pequeño y medio tamaño.

El vicepresidente y consejero de Transición Energética y Sectores Productivos, Juan Pedro Yllanes, ha destacado que el objetivo de estas ayudas “es apoyar y favorecer la competitividad del tejido industrial balear para que así puedan contribuir a una diversificación económica que asegure el autoabastecimiento insular y la creación de puestos de trabajo estables ajenos a la temporalidad”.

Serán subvencionables todos los conceptos o actividades que se hayan ejecutado y pagado entre el 1 de noviembre de 2021 y el 31 de octubre de 2022, ambos incluidos, y que estén relacionados con gastos de funcionamiento de las estructuras de coordinación y gestión de la entidad o que estén directamente vinculadas al funcionamiento ordinario de la entidad, así como colaboraciones externas, tales como gastos externos de consultoría.

El importe máximo subvencionable será de 40.000 euros por beneficiario y el plazo para presentar las solicitudes finalizará el próximo 4 de octubre.

Los clústeres deberán ser entidades sin ánimo de lucro y deberán caracterizarse por ser una combinación de empresas y centros de investigación y de formación públicos o privados que estén involucrados en procesos de intercambio colaborativo que tengan como objetivo ejecutar proyectos innovadores.

Leave a Reply