PUERTOie el Mercado de la Innovación y Emprendimiento

Educación

Startup chilena de tecnología para niños da el salto a EE.UU.

SoyMomo, que creó un tablet que previene el cyberbullying y lleva años operando en España y Alemania, ahora prepara su arribo a Estados Unidos. Paralelamente, desarrolla un software para identificar los primeros indicios de depresión infantil.

En 2018, a menos de dos años de que SoyMomo pusiera su primer smartwatch para niños en el mercado chileno, la startup decidió que era el momento de expandirse hacia Europa. Aunque poco a poco el rubro de los dispositivos digitales para niños va haciéndose más presente en el mercado, en ese momento, el nicho aún no había sido tan explotado, por lo que apareció como una buena idea posicionarse en otros países antes de que hubiera competidores más fuertes.

En la actualidad, además de su oficina central en Chile, SoyMomo tiene sedes en Alemania y España, donde realizan labores principalmente comerciales y de marketing. La expansión ha dado buenos frutos -el año pasado la empresa tuvo ventas por aproximadamente US$ 6 millones-, pero también ha implicado una serie de desafíos que hasta ahora han sorteado con éxito.

Además de toda la burocracia que implica instalar una empresa en Europa, Aníbal Madrid, CEO de SoyMomo, comenta que rápidamente tuvieron que aprender a adaptarse a estos nuevos mercados, en términos de usar el lenguaje preciso para posicionar sus productos y en cuanto a la importancia de incorporar gente local en los equipos.

También hubo que ponerse a tono con los estándares del viejo continente. “El papá europeo tiene un concepto de privacidad, de seguridad y de control parental que el papá latinoamericano no tiene”, asegura Madrid, quien destaca que cuando comenzaron en Chile, la ley no les exigía prácticamente nada en estos términos.

Por último, Madrid ha podido observar cómo se comportan los compradores de cada país. Si bien considera que en España sí funciona la lógica latinoamericana de “tratar de entrar al mercado con los precios más competitivos”, sostiene que en Alemania lo importante no es el precio, sino la calidad. “Los productos más baratos que tenemos son los menos vendidos allá. El alemán prefiere pagar más caro por un producto de mayor calidad”, cuenta.

En ese sentido, el CEO de SoyMomo asegura que lo que ha ayudado a diferenciarse de su competencia, en su mayoría empresas chinas con sede en Europa, es la calidad de sus productos, que vienen evolucionando y mejorando desde 2016. Por ejemplo, el modelo de smartwatch Space 2.0 es líder en su nicho gracias a la batería más duradera y un diseño resistente que lo protege de caídas de hasta seis metros de alto.

Software en constante evolución
Si bien el producto con el que empezó SoyMomo fue un smartwatch, la empresa también tiene en su catálogo monitores, audífonos, un sistema de audio con sonidos relajantes para guaguas, rejas de seguridad y tablets. Este último apartado es uno de los que más ha explotado la startup, que actualmente cuenta con tres modelos de tablets a la venta.

Para estos productos ha sido pensada gran parte del desarrollo de software que ha estado trabajando la empresa los últimos años, que a su vez se enfoca en generar un producto que garantice la seguridad en todo ámbito de los niños que los usan.

Dentro de las características que destacaban en los primeros tablets que lanzaron al mercado estaba la función que detectaba cyberbullying o acoso a través de redes sociales o la herramienta para identificar y bloquear contenido no apropiado, enviando en esos casos una notificación a los padres del menor para que tomaran medidas y evitaran malos usos. Ese aviso llega a través de un app que también permitía limitar las horas de uso del tablet o recibir un reporte de la actividad del niño en el dispositivo.

A esas funciones se han ido sumando nuevas. Hace algunas semanas, por ejemplo, lanzaron un sistema de detección de música inapropiada. Mediante una gran base de datos, el tablet identifica si las canciones que han sido reproducidas pueden tener algún mensaje o temática no adecuada para el niño, advirtiendo a sus padres en casos de que el contenido no pase ese filtro.

SoyMomo lanzó su primer tablet a fines de 2019. Lejos de afectar a su difusión, la pandemia fue la oportunidad perfecta para este producto. Según Madrid, durante los primeros meses de cuarentena las ventas en ese apartado crecieron entre cinco y seis veces más de lo que esperaban. “Empezamos a entender que los niños encerrados en las casas necesitaban alguna manera de tener clases online y de estar entretenidos”, explica.

Contra la depresión y por EE.U.U
Sobre las próximas novedades de SoyMomo, Madrid adelanta que están desarrollando una herramienta similar a la que identifica el cyberbullying, pero para detectar indicios de depresión infantil. Esto se resolverá en base a comportamientos del usuario desde cómo y cuánto usa la tablet hasta las búsquedas que realicé en internet. “Queremos que los papás piensen en SoyMomo y sepan que lo tenemos todo pensado para hacerles la vida más fácil. Que si su hijo necesita ayuda y no se dan cuenta, nosotros estaremos ahí. Ese es el espíritu de nuestra empresa”, señala Madrid.

A nivel territorial, el próximo desafío para SoyMomo, que espera duplicar este año sus ventas con respecto al año pasado, es instalarse en Estados Unidos. El paso no es menor ya que se estima que el 50% de los tablets que hay en el planeta están en ese país. Esta nueva incursión se concretaría a partir de agosto, a través de una nueva oficina que la startup abrirá en Miami.

El salto al país norteamericano pudo materializarse gracias a que el año pasado SoyMomo levantó US$ 5 millones en una ronda Serie A liderada por el fondo Equitas Capital. “Queremos entrar bien fuerte. Hoy no hay competidores claros ni grandes en Estados Unidos y por suerte tuvimos una inversión importante, así que vamos a entrar con buen capital para hacer presencia”, cierra Madrid.

«Así como nadie le pasaria un camión de alto tonelaje a un niño, es lo descubrieron como un gran «problema» pasarle un computador de adultos y en red abierta a un niño. Y además señalan: «destaca que cuando comenzaron en Chile, la ley no les exigía prácticamente nada en estos términos». Es esa la gran ventaja de emprender con innovación avanzada. Al comienzo no hay regulación y es esa la oportunidad de negocios para crecer muy rápido.

Atte. Omar Villanueva

Deja una respuesta