PUERTOie el Mercado de la Innovación y Emprendimiento

Alimentación

Día Mundial del Arroz: su historia, las distintas clases y 4 recetas imperdibles

La Asamblea General de las Naciones Unidas, declaró al 31 de octubre como el Día Internacional del Arroz y a 2004 como el año internacional de dicha comida. Se trata del cereal más consumido y uno de los más producidos en todo el mundo, de acuerdo con los dichos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura.

Este consumo masivo se debe a la facilidad para cultivarlo junto a la duración que tiene después de haberlo cosechado. La gran ventaja que tiene además es que no requiere de ninguna situación climática particular para mantenerse en buen estado.

Para saber del origen del arroz hay que remontarse a más de 8000 años atrás en el continente asiático, aunque muchos dicen que su verdadero origen estuvo en India, para luego expandirse a países como Indonesia, China, Japón, Filipinas y Corea. El arroz contiene grandes cantidades de almidón en forma de amilosa. El arroz limpio tiene menos fibra dietética que otros cereales y por lo tanto es más digestivo. Tiene bajo contenido en riboflavina y tiamina.

Es importante consumir los cereales, legumbres y sus derivados. Los cereales como el arroz, trigo, maíz y la avena contienen altos niveles de carbohidratos y por eso suele ser un grupo de alimentos muy temido, sin embargo constituye una destacable fuente de energía.

El arroz con leche es uno de los postres más clásicos que hay (deliciosi.com)
“Son ricos en proteínas, grasas, vitamina A, B6, B12, C, calcio, fósforo, aminoácidos y otros minerales”, dijo la nutricionista Romina Pereiro. Las legumbres (garbanzos, lentejas y arvejas, por ejemplo) también son ricas en carbohidratos complejos, proteínas, fibras, vitaminas y minerales como el hierro o el zinc.

Cuáles son los tipos de arroz y qué particularidades tienen
En el mundo, hay una gran variedad de arroces y cada uno cuenta con propiedades particulares. Aquí un breve repaso por algunos de los más consumidos a lo largo y ancho del planeta.

Arroz redondo semi-integral: conformado por capas que recubren el endospermo, que contiene el almidón, esta variedad surge cuando al integral se le quitan dos capas. Por permanecer el germen aún cuenta con las proteínas, vitaminas y minerales.

Arroz yamaní: es un tipo integral y tiene su origen en Japón. Es corto, dorado y presenta una textura muy suave, con un sabor dulce y “anuezado”. Es considerado como de fácil digestión.

Arroz integral de grano largo: aparece luego de que se elimina la vaina y mantiene la fibra de la cáscara exterior y el nutritivo germen. Es más aromático que el corto y presenta una textura suave y esponjosa.

Arroz de grano corto: es redondo y almidonado, al estar cocido se vuelve glutinoso. Según algunos cocineros, es ideal para las preparaciones que pueden consumirse con las manos o, como ocurre con las comidas orientales, con palitos.

Arroz rojo: aunque puede ser conocido, es una variedad muy consumida Bután. Cuenta con una textura es glutinosa y presenta un sabor “anuezado”. Además, al contar con pigmentos antioxidantes previenen el cáncer de colon, entre otras patologías oncológicas

Dependiendo de su tipo, será la medida que se debe utilizar para no derrochar este maravilloso cereal
Cómo medir adecuadamente las porciones de arroz, dependiendo de su tipo
Arroz blanco de grano medio: 2 tazas de agua por 1 de arroz.

Arroz blanco de grano corto: 1 taza y ¼ de agua por 1 de arroz.

Arroz integral: 1 taza y ¾ de agua por 1 de arroz.

Arroz basmati: 1 taza y ½ de agua por 1 de arroz.

Arroz salvaje: 2 tazas de agua por 1 de arroz.

Aquí, 4 recetas para hacer en casa y deleitar a familiares y amigos
1. Salteado de arroz yamaní con verduras (Paula Dato, nutricionista)

Liviano y fácil de preparar: el arroz complementa y brinda sustancia a un gran número de comidas, como este salteado
Ingredientes:

Berenjenas, 2

Zapallitos, 1

Cebolla, 1

Morrón rojo, 1/2

Arroz Yamaní, 1 taza

Sal, pimienta, c/n

Preparación:

Cortar las verduras en tiras, saltearlas en una sartén y condimentar a gusto. Hervir 1 taza de arroz yamaní. Una vez listo, incorporar al salteado de verduras.

2. Calabaza rellena con arroz, acelga, morrón y queso (Estefanía Beltrami)

Calabaza rellena con arroz, acelga, morrón y queso por Estefania Beltrami (Crédito: Estefania Beltrami)
Preparación:

Abrir la calabaza y cocinarla al vapor. Después rellenarla con arroz yamaní cocido, acelga cocida escurrida y picada, huevos, el queso untable, queso rallado y condimentos, todo previamente mezclado. Arriba se le agrega queso fresco y morrón, y se lleva al horno.

3. Zapallitos rellenos (Por Laura Sujoy)

Delicias prácticas y sanas para cualquier inexperto
Ingredientes para 4 personas:

300 g de arroz

250 g de zapallo

100 g de queso azul

1 cebolla

800 cc de caldo de verduras

150 cc de vino blanco

3 cucharadas soperas de aceite de oliva

50 g de manteca

Sal

Almendras y ramas de salvia

Preparación:

Para presentar el risotto, cortar una tapa al zapallo en forma de cuenco y vaciarlo, para luego enjuagarlo y secarlo. Por otro lado, cortar el zapallo en dados y pelar y picar la cebolla. Calentar el caldo. En una sartén grande calentar el aceite y saltear por 5′ la cebolla con una pizca de sal. Agregar los dados de zapallo y saltear por otros 5′ más. Luego, incorporar el arroz y cocinar por 4′, removiendo de manera continua.

Bañar con el vino blanco y subir el fuego hasta que se evapore el alcohol. De a poco, agregar caldo tibio y a medida que se va consumiendo, repetir la acción hasta que el arroz quede tierno y jugoso (entre 20 a 25′). Retirar del fuego, agregar el queso y la manteca y mezclar hasta que el arroz este cremoso.

Una vez listo, colocar el risotto dentro del zapallo y decorar con un poco de queso azul, almendras picadas a la mitad y ramitas aromáticas de salvia.

4. Bonus track: Fideos sin gluten (Por Caro Pavanetto)

Los fideos de arroz cuentan con años de historia culinaria y sus acompañamientos o salsas son tan variados como los paladares de los comensales
Ingredientes:

125gr de harina de arroz

60gr de harina de maíz

60gr de harina de quinoa

3 huevos

1 cda de aceite

1 cdita de goma xántica (4g)

1 cdita de sal (opcional)

Almidón de maíz para estirar

Preparación:

Pesar las harinas en un bol y agregar la goma xántica y la sal. Mezclar para homogeneizar. Agregar los huevos y el aceite. Mezclar hasta formar una masa lisa, que no se pegue a los dedos.

Sobre una mesada limpia y desinfectada (con alcohol 70%), espolvorear almidón de maíz y estirar 1/3 de la masa. Formar un rectángulo lo más fino posible usando un palo de amasar (Yo los hice de 15cm de largo para que fuera más fácil manipularlos). Cortar en tiritas finitas con cuchillo y cubrirlos hasta el momento de la cocción.

Calentar agua en una olla grande y agregar sal a gusto. Continuar estirando los otros 2 tercios de masa y cortar más fideos. Una vez que hierva el agua, poner los fideos en 2 tandas y cocinar 15 minutos. Servir con salsa a gusto.

Deja una respuesta