PUERTOie el Mercado de la Innovación y Emprendimiento

Inmobiliaria

El auge de las casas prefabricadas: asequibilidad, sostenibilidad y ahora con materiales de cartón biodegradable

El auge que han desatado las casas prefabricadas puede justificarse por una gran cantidad de variables y razones y es que el mundo de la arquitectura y del diseño se encuentra literalmente a sus pies gracias a la potencialidad que ellas pueden ofrecer, ya sea por el alto costo de los alquileres, la gran demanda de teletrabajo desde casa, la posibilidad de ser móviles, la rapidez de las entregas y por supuesto el hecho de permitir adaptarlas a las necesidades geográficas nos animan a querer un hogar que permita la flexibilidad de funcionar en cualquier lugar, mientras al mismo tiempo es catalogado como sostenible y sustentable.

Pero además de estos factores, existe otro que es determinante y es la búsqueda y el empleo de materiales novedosos, donde en efecto queda excluido en muchos casos el hormigón, el cual es de los materiales más contaminantes, anti ecológicos y por ende que mayores residuos ofrece. En esta oportunidad veremos una casa prefabricada perfectamente elaborada en cartón y que al igual que el corcho es un material que permite a la vivienda ser capaz de ser habitable y segura y que además está fabricada a partir de un sistema de construcción modular, lo que te da la capacidad de verla crecer en un futuro si tus necesidades así lo requieren.

La casa Wikkelhouse construida a base de madera y cartón
Estamos en presencia de la casa Wikkelhouse, un sistema genial de construcción modular capaz de ser sostenible y que ofrece espacios prefabricados y full adaptables, este hogar en sí no es de representación exclusiva; es decir, no es una vivienda en el propio sentido de la palabra porque es capaz de lograr adaptarse para cumplir con las necesidades de convertirse también en un espacio de trabajo y alcanzar un altísimo grado de adaptabilidad, que en definitiva simplemente permite satisfacer las puntuales necesidades de las personas y que obviamente cuenta con la particularidad de estar plenamente construido a partir de cartón.

 

Esta idea ha nacido dentro de los talleres de la firma de origen neerlandés Fiction Factory, la cual mantiene una experiencia de más de 30 años en su extendida carrera en la construcción de soluciones habitacionales y de vivienda, además está repleta de características de altísima novedad como por ejemplo el hecho de permitir situarse en cualquier lugar sin necesitar cimientos y mediante el uso de los materiales pre nombrados puede darse el lujo de presumir de su gran ligereza de peso, ya que con sus solo 600 kilogramos totales esta casa es capaz de instalarse en cualquier lugar, incluso sobre otra construcción.

Su diseño es otra de las ventajas que la hacen destacar de inmediato, inspirada en el minimalismo y en la decoración escandinava, es absolutamente una vivienda personalizable mediante la anexión de módulos, de allí que si quieres ampliar tus espacios e incluir cocina, habitaciones adicionales, baños o salones simplemente será cuestión de añadirlos, estos anexos puedes incluirlos en cualquier momento, ya que no están condicionados a la instalación inicial y también te permiten un altísimo nivel de personalización en todos sus ambientes internos.

Una casa prefabricada que permite ser un hogar biodegradable y duradero
Al utilizar madera y cartón es posible asegurar que la construcción goza de ser completamente biodegradable, sin interferir en la condición de que es una propiedad de construcción rotunda, porque a ciencia cierta es una casa prefabricada capaz de ser duradera y de protegerte de los elementos externos al conseguir un absoluto aislamiento de las condiciones externas a la vivienda y del medio ambiente que la rodea, logrando además una durabilidad y una vida útil de 100 años en promedio, manteniéndose intacta.

 

Su nombre Wikkelhouse en neerlandés significa “casa de cartón”, y es que este nombre también hace alusión a su precio porque el mismo igualmente goza de ser ligero y es que al estar basada en una configuración modular su precio se fundamentara en la configuración de los necesarios segmentos a utilizar, su configuración básica está constituida por 3 segmentos o módulos y puede adquirirse a partir de los 40.000 euros más los costos de IVA a los que tendrás que incluir tanto el transporte como la instalación in situ.

La fabricación de estas interesantes casas mantiene una duración de unos 10 meses en promedio y la misma se realiza en las fábricas especializadas de la compañía en los Países Bajos y una vez finalizada su construcción solo bastará un día para su instalación final en el sitio elegido por el cliente. Cada uno de los módulos está construido en madera y mediante giros se va envolviendo en capas de cartón especial, para ser precisos cada uno de los segmentos mantiene 24 capas de cartón, las cuales una vez colocadas sobre la estructura se liberan.

Esta solución de construcción permite conseguir ventajas increíbles como la ligereza de peso, una excelente dureza estructural y una extendida durabilidad que permite grandes tasas de aislamiento térmico y sonoro con el exterior y lograr la increíble posibilidad de ser 3 veces más sostenibles que las construcciones tradicionales.

Una solución habitacional genial y ambientalmente positiva
La casa Wikkelhouse al estar plenamente construida a base de cartón hace posible que logre instalarse en cualquier lugar sin las complicadas labores de cimentación, minimizando al máximo los costos de instalación y reduciendo los problemas de permisos legales, además de su ligereza que al final también reduce los costos asociados con su transporte, logrando los precios ya mencionados. Este peso igualmente permite su instalación sobre edificaciones ya construidas con un impacto ambiental mínimo.

 

Muchas de estas casas ya se encuentran alrededor del mundo y es posible que puedas probarlas porque están disponibles como casas de alquiler para las vacaciones en incontables y diversos lugares. En Holiday Park De Klepperstee de los Países Bajos; en el hotel Domaine de la Résidence, en Francia o en el archipiélago de Heligoland en Alemania situado en el Mar del Norte. Demostrando su altísima funcionalidad y versatilidad al poder instalarse en sitios de playa, bosque o ciudad.

Leave a Reply

El auge de las casas prefabricadas: asequibilidad, sostenibilidad y ahora con materiales de cartón biodegradable