PUERTOie el Mercado de la Innovación y Emprendimiento

Eventos

Google cierra Stadia, su servicio de juegos en la nube

Nota: EMPRENDIMIENTOS TECNOLOGICOS E INNOVACIONES DE PUNTA -Y CON RECURSOS- TAMBIEN FRACASAN, LO CUAL IMPULSA A SEGUIR INNOVANDO DE CARA AL MERCADO, A PROBLEMAS REALES Y LAS NECESIDADES

Para Stadia, el servicio de juegos en la nube que Google lanzó en 2019, la partida se ha acabado. Phil Harrison, responsable de la división, ha confirmado hoy que el servicio dejará de funcionar el próximo 18 de enero de 2023 tras no haber alcanzado el número de usuarios que esperaban inicialmente.

«Hemos creado una sólida base tecnológica, pero no hemos conseguido la tracción prevista», explica Harrison en un comunicado en la web del servicio. La compañía devolverá a los jugadores todo el dinero que hayan gastado estos años tanto en juegos como en mandos de control y otros accesorios. Desde Google comenzarán a contactar con los usuarios en las próximas semanas para los reembolsos y la empresa espera completarlos todos hacia mediados de enero de 2023.

Stadia comenzó a funcionar hace tres años como una apuesta que entonces era poco ortodoxa en el mundo del entrenamiento. En vez de utilizar una consola o descargar un juego e instalarlo en un ordenador, los jugadores jugaban en un servidor remoto, recibiendo sólo la señal de vídeo de la partida y enviando la información de los botones pulsados en el mando.

Requería de una conexión de muy baja latencia (el tiempo que tarda la señal en ir de un dispositivo a un servidor y viceversa) pero gracias al inmenso despliegue de centros de datos de Google, la mayoría de juegos se podían jugar relativamente bien con este sistema.

Una de las ventajas de los juegos en la nube era que no hacía falta un dispositivo potente para disfrutar de los títulos con buena calidad gráfica. Los jugadores podían jugar además en cualquier sitio que tuviese una conexión relativamente rápida, de unos 35 Mbits/s. Google, además, desarrolló varias tecnologías propias de transmisión y compresión de vídeo para lograr que los juegos pudieran verse incluso en resolución 4K.

EL DINERO NO SE DEVOLVERÁ
Además de la opción de comprar juegos para jugarlos remotamente, Stadia lanzó también una versión Pro, un servicio de suscripción que incluía juegos gratuitos todos los meses, descuentos y mejor calidad en las transmisiones. El dinero pagado por estas suscripciones no se reembolsará.

El cierre del servicio ha pillado por sorpresa a muchos de los jugadores, a pesar de que se había rumoreado durante meses debido a los cambios de personal y la decisión de cerrar el estudio de desarrollo propio, que la compañía lanzó en 2019 para crear juegos exclusivos. Hasta ahora, Google había mantenido que el futuro del servicio estaba asegurado y que los cambios eran estratégicos para orientar el negocio a convertirse en un servicio para terceras compañías, no tanto enfocado a usuarios finales.

Esta misma semana Stadia estrenaba una nueva interfaz gráfica y nuevos juegos, incluido acceso anticipado al esperado FIFA 23. «Es muy deprimente. No puedo decir que me sorprenda, pero me encantaba el servicio», se lamentaba uno de los usuarios de Stadia en el foro de Reddit.

Más en El Mundo

El lunes de los famosos, en imágenes

La sencillez abrasadora de Estopa
Desde la salida al mercado de Stadia, han aparecido varios servicios de juegos en la nube con la misma filosofía, como Luna, de Amazon, o GeForce Now de Nvidia -que permite jugar de forma remota a algunos títulos en el catálogo personal de Steam o Epic Store. Microsoft y Sony ofrecen también la posibilidad e jugar en la nube a muchos de los títulos de sus consolas Xbox y PlayStation.

Pero para los jugadores de Stadia, los días están contados. Podrán seguir jugando a los juegos comprados en su catálogo hasta el próximo 18 de enero de 2023. A partir de ahí, Game Over.

 

Deja una respuesta