PUERTOie el Mercado de la Innovación y Emprendimiento

Emprendimiento

Los robot llegan a la agricultura con Seeds for Innovation

Visitamos en el edificio del PITA en el campus de la Universidad de Almería (UAL) el primer Fitobot móvil del mundo
Seeds for Innovation, como empresa biotecnológica que ofrece tecnologías de speed breeding en el ámbito de la mejora genética vegetal, lidera el proyecto y en él colaboran otras dos compañías del Grupo Beyond Seeds: Agrointec, encargada del desarrollo del módulo robótico y Bullsoft Solutions, dedicada a la integración del software NOAH de gestión de material vegetal y fitomejoramiento y del módulo de inteligencia artificial, completando el sistema. 

Esta empresa almeriense, Seeds for Innovation, ya diseñó un Fitobot fijo para el departamento de Nutrición Vegetal de la UAL, y ahora queremos conocer el desarrollo en diseño móvil de un robot pensado para casas de semillas y de insumos agrícolas, como fertilizantes.

¿Qué es el Fitobot?
Es un robot de investigación agrícola. Fitobot es una marca registrada que define a una plataforma robotizada de fenotipado masivo. Vayamos por partes para entender la dimensión de este gran desarrollo liderado Seeds for Innovation. Se trata del proyecto Neotec, del CDTI, único concedido en Almería en la convocatoria de 2020, y que ya está listo para ser comercializado en el mercado.

Análisis masivo de datos
El fenotipado o caracterización vegetal (porte de la planta, entrenudo, tamaño, tipo de fruto, resistencias, etc) la realiza el breeder (genetista) de forma visual o subjetiva. Con el Fitobot esa recopilación de datos es masiva y bajo criterios más objetivos.

Además se realiza una caracterización ambiental para evaluar la adaptación de cada planta a situaciones de estrés provocadas por suelos áridos, salinos, con nitratos, etc; según explica Edgar García, director científico de Seeds for Innovation.

Así que sin viajar a otro país se pueden simular sus condiciones y en apenas un par de semanas obtener resultados sobre la adaptación de la planta a problemas de estrés. Una evaluación precoz.

Fitotron y Fitotira
Hoy día el ahorro de tiempo y recursos, además una logística operativa, son determinantes. De ahí que esta plataforma robotizada, que incorpora un fitotron o cámara de cultivo, permita simular las condiciones de humedad, temperatura y luz (clima) de cualquier zona del mundo sin necesidad de hacer los ensayos in situ.

 

Hay que añadir un destacado desarrollo como es la Fitotira, el recipiente o formato donde se realiza el cultivo de las plantas. Se innova con un sustrato transparente, un gel que incorpora fertilizante. En dicha Fitotira crece la semilla, el sistema radicular y la planta.

Visión artificial y software NOAH
Javier Valero, informático del proyecto, explica cómo se ha implementado el sistema de visión artificial, donde se evalúa raíz y parte aérea, y cómo la Fitotira ha contribuido a mejorar sobre todo la visión de la zona aérea de la plántula.

 

Se extraen datos sobre crecimiento, hojas, posibles fisiopatías, etc, según añade su compañero Alfredo Sánchez-Gimeno, responsable de desarrollo de producto. Dicha información sobre los estadios iniciales (desarrollo de las raíces hasta las dos primeras hojas verdaderas) pasa a NOAH, el software de investigación, gestión de germoplasma vegetal y fitomejoramiento que completa toda la plataforma robotizada de este innovador proyecto CDTI desarrollado en Almería por un equipo multidisciplinar de investigadores.

Usos
Para evaluar la tolerancia de las plantas ante situaciones de estrés provocadas por sequía, salinidad o altas temperaturas intervienen cientos de caracteres muy complejos. Así que una solución efectiva es este fenotipado masivo (Fitobot) para analizar de forma ágil y rápida el comportamiento ante el estrés abiótico.

Con esta plataforma robotizada también se pueden llevar a cabo ensayos fitopatológicos en los que se inocula un patógeno para estudiar las plantas que generan resistencias.

 

Otro uso está en las casas de fertilizantes que pueden medir el crecimiento vegetal y ajustar las dosis según su eficiencia. Incluso se pueden hacer evaluaciones de herbicidas y fungicidas.

“Un gran screnning de material genético e insumos agrícolas”, describe Edgar García, “permite continuar luego solo con los mejores materiales, reduciendo así en cientos el número de plantas que se llevarán y ensayarán en campo”.

 

Una criba que facilitará la posterior selección de las variedades que mejor se enfrenten a la sequía o a suelos salinos, entre otros parámetros. Así, por ejemplo, ante la salinidad se cuantifica la longitud de raíz, el grosor o las raíces secundarias, y por la parte área se extraen datos de grosor de tallo, longitud, entrenudo, etc.

Es la plasmación de la innovación, el talento y la ciencia aplicadas a la agricultura, de la mano de una empresa que genera conocimiento desde Almería al mundo.

Leave a Reply