PUERTOie el Mercado de la Innovación y Emprendimiento

Emprendimiento

Piloña solicita 1,5 millones para transformar San Cipriano en un centro de innovación

Sin uso desde hace doce años y deteriorado por los actos vandálicos, el antiguo instituto de San Cipriano, en Infiesto, está más cerca de lucir nueva imagen y recuperar su actividad. En su meta de transformar ese complejo educativo en un motor de desarrollo cultural, social, deportivo y de emprendimiento, el Ayuntamiento de Piloña ha presentado un proyecto de rehabilitación de 1.534.292 euros a los fondos de Transición Justa. Esa inversión europea que aspiran a conseguir serviría para adecuar el ala izquierda del edificio principal y el pasillo central, cuyo uso podría ser independiente del resto del bloque sin rehabilitar.

La idea pasa por ubicar en la planta baja un espacio «intergeneracional», con una sala de formación para sesenta personas que quedaría a disposición de empresas, asociaciones y organismos públicos. También reservan en el diseño de esa planta estancias para talleres de desarrollo personal, música o ludoteca. En el primer piso plantean salas para el «importante tejido asociativo» del concejo, «a modo de espacio de coworking asociacional». La planta segunda quedaría por su parte reservada al espacio de emprendedores y empresas innovadoras, en el que se ofrecerían salas de coworking y una escuela de emprendimiento rural y semillero de empresas, con asesoramiento profesional. A ello se suma un laboratorio de innovación rural. «Consideramos que San Cipriano es un proyecto muy interesante y un punto estratégico para generar actividad económica», explicó el alcalde, Iván Allende, quien recordó además que la recuperación del complejo era un «compromiso electoral».

 
Las obras propuestas por el Consistorio para el ala izquierda y el pasillo pasan por la sustitución de la cubierta y el cambio de ventanas, puertas, baños, radiadores y caldera. También incluyen la instalación de un ascensor, paneles fotovoltaicos, luminaria Led inteligente, un sistema contra incendios, una sala totalmente insonorizada, telecomunicaciones, aislamiento interior y un depósito para recogida de agua pluvial.

Los más de 1,5 millones solicitados vía fondos europeos suponen la más cuantiosa de las líneas de trabajo en marcha, pero no la única. El Ayuntamiento también construirá con fondos propios una bolera, obra actualmente en fase de licitación con un presupuesto de 130.000 euros. La tercera línea activada es la del taller de empleo, que el Consistorio ha solicitado para rehabilitar el viejo gimnasio y los antiguos talleres de electricidad.

Zona de «desarrollo»
Una vez adecuados esos edificios, quedará aún por rehabilitar parte del complejo, como el ala derecha del bloque principal, donde el objetivo de cara al futuro es albergar una casa de acogida temporal, comedor y cafetería, más salas para asociaciones, talleres y laboratorios. «Es un complejo muy grande que necesita muchos recursos económicos y no vamos a poder desarrollarlo ni en un año ni en dos», indicó el alcalde. Precisó, no obstante, que el «objetivo es empezar sí o sí» para ir generando actividad.

El proyecto recoge en ese sentido en que la «rehabilitación del edificio supone una gran oportunidad para satisfacer las necesidades de las asociaciones de Piloña, así como para crear las condiciones para el desarrollo de nuevas iniciativas empresariales ligadas al municipio y su comarca».Allende recordó además que la zona de San Cipriano es la «única de desarrollo de la villa de Infiesto».

Leave a Reply